Zona privada            
CatalanEspañol (spanish formal Internacional)

YA LLEGÓ EL VERANO

Lauro - perro tomando el sol

1. Controlar la deshidratación: en épocas de calor, hay que vigilar en los momentos de ejercicio, que hay mucha más posibilidad de deshidratación. Es importante aportar agua durante el ejercicio y dar tiempo de descanso.

2. Vigilar los golpes de calor: es importante no exponer a tu mascota a altas temperaturas durante mucho tiempo. Hay que tener especial cuidado en razas braquiocefáliques (bulldog inglés, bulldog francés, carlista, ...), que tienen dificultad al respirar y son mucho más sensibles al calor. Sobre todo en estas razas, se recomienda hacer ejercicio en las horas que refresca.

3. Problemas cardiorespiratorios: en verano hay más factores externos que pueden afectar a las vías respiratorias, como irritación por polen, reacciones alérgicas, etc, y las temperaturas altas hacen que nuestras mascotas se agoten antes y necesiten más tiempo de descanso y recuperación.

4. Problemas en el viaje: hay varios factores importantes para controlar, el estrés es uno de ellos, los mareos, el calor, ... hay que intentar mantener un ambiente fresco y tranquilo en el coche y hacer descansos. Si tu mascota suele vomitar durante el viaje, háblalo con tu veterinario, hay varias soluciones que se pueden hacer si se planea con tiempo.

5. Ingestión de cuerpos extraños: es habitual encontrar animales que comen productos no deseados. Durante todo el año hay que controlarlos. Pero especialmente en verano, se pueden encontrar en la playa anzuelos con hilo, que llaman mucho la atención a nuestras mascotas y pueden dar muchos problemas si se ingieren.

6. AngioedemaEs el proceso del verano por excelencia. Consiste en una reacción alérgica aguda, que produce mucha inflamación. Normalmente se hinchan los ojos, el hocico, los labios, la lengua ... Está relacionado con picaduras de insectos u otros que puedan producir reacciones alérgicas.

7. Quemaduras: en la mayoría de nuestras mascotas les encanta tomar el sol. Hay que proteger a las horas de más intensidad, y en perros y gatos de capa blanca hay que controlar especialmente, por el riesgo de quemaduras y cáncer de piel. Se puede utilizar cremas protectoras si es necesario. En verano también se pueden quemar cuando caminan por el asfalto muy caliente. Se recomienda pasear por zonas de sombra sobre todo si no se puede evitar caminar por asfalto.

8. Espigas: si paseas tu mascota por zonas donde hay abundancia de espigas, es muy importante revisar tu mascota cuando vuelvas del paseo. Se aconseja fijarse sobre todo en las patas, para extraer las posibles espigas que se hayan quedado pegadas. Si no se quitan, se pueden clavar en la piel y producir graves problemas. Otros lugares de entrada de espigas son las orejas y los ojos. Intente evitar no pasear por zonas en las que sea habitual encontrar este tipo de planta.

Feliz verano!!!

Laura Rodriguez



Blog - Noticias

Últimos comentarios