Zona privada            
CatalanEspañol (spanish formal Internacional)

ALGO MÁS SOBRE LA LEISHMANIOSIS

Aprovechando que nos encontramos en plena campaña de leishmania, profundizaremos en aspectos médicos, veterinarios y epidemiológicos, que frecuentemente son desconocidos, no obstantes de alta importancia.

Lauro - ciclo de la leishmania

En el blog anterior nuestra compañera Carla, nos comentó las generalidades de la leishmaniasis canina, su transmisión a través del flebótomo, el ciclo biológico del protozoo Leishmania infantum y las dudas más frecuentes que nos podemos encontrar. Por lo tanto hoy saltaremos a unos datos quizás algo menos conocidos.

Datos y curiosidades:

En el mundo existen alrededor de 30 especies de Leishmania distintas, dentro de este grupo, 20 son responsables de un amplio espectro de enfermedades clínicas en personas, y la mayoría de éstas son zoonóticas, es decir que pueden ser transmitidas entre personas y animales.

Si valoramos la leishmaniasis a nivel global, observamos que es una enfermedad endémica en 88 países  y alrededor de 12millones de personas se encuentran infectadas. Cada año se diagnostican 1-1,5 millones de casos nuevos de la enfermedad cutánea y 500.000 nuevos casos de la enfermedad visceral, que es la más grave de todas.

En nuestra región, en el Mediterráneo, Medio Oriente, y Sud América los perros son los principales reservorios de la leishmaniasis visceral, y las tasas de infección llegan hasta el 70-80%. Debido a que la enfermedad es endémica gran parte de la población aunque se infecte no padecerán la enfermedad.

Aparte de los cánidos y las personas hay muchos otros animales que pueden infectarse, tal como, zorros, chacales, perros silvestres y muy raramente en gatos.

La Leishmania: un problema de salud pública

La infección canina se focaliza especialmente en las áreas rurales o en las fueras de las ciudades, sin embargo tanto la leishmaniasis canina como la humana se han urbanizado, suponiendo un amenaza seria para el bienestar de los ciudadanos y sus pequeños miembros de la familia canidos.

Lauro - distribución mundial de la leishmaniosis

La leishmaniasis humana suele afectar a niños, menores o persona con inmunosupresión, y la malnutrición es un factor importante en el desarrollo de la enfermedad. Aunque se considera que la principal ruta de infección de la leishmaniasis es a través de la zoonosis canina, el hecho de ser un dueño de un perro infectado no supone ningún riesgo mayor de contraer la enfermedad. La transmisión viene dada a través del flebótomo por lo tanto no hay que preocuparse si se convive con un perro infectado.

Por lo tanto son muy importantes las medidas de protección tales como pipetas, collares, una correcta pauta vacunal, fumigación alrededor de las casa, evitar las horas de más actividad del flebótomo así como mallas mosquiteras.

Por estas razones, en nuestro hospital estamos muy concienciados con esta enfermedad tan grave, y gracias al esfuerzo del colectivo científico, existe una vacuna con una eficacia probada. Tomamos como nuestra la responsabilidad de la lucha contra la leishmania.  Por eso motivo hemos creado estas campañas de vacunación y prevención contra la leishmaniasis a unos costes muy reducidos, para así poder luchar desde todos los frentes.

Xavier Cornet


Blog - Noticias

Últimos comentarios